Seleccionar página

Danza ancestral de cuyo origen aún no hay acuerdo entre los estudiosos del tema.

Su origen es desconocido y no existe documentación alguna al respecto. Algunos sostienen que proviene de la danza representada en el grabado prehistórico del ídolo de Peña Tu (sito en el pueblo de Vidiago, Llanes). Esto puede ser, factible, pero debemos hacer la salvedad que aun teniendo cierto fondo religioso común a todos los bailes y danzas primitivas, pierde este carácter exclusivo para unir cierto matiz erótico, el cual no atisbamos a ver en los grabados mencionados antes. Para E. Pola la pareja genuina era la tríada (dos mujeres y un hombre), y que representa a dos vírgenes con ánforas de agua en la cabeza y un ramo verde en las manos y son descubiertas por un espíritu del bosque. Ellas huyen, pero vuelven, lo provocan y muestran su displicencia. El hombre es quien lleva la parte activa y ceremoniosa del baile buscando que se enamoren de él.

Etimológicamente el nombre proviene de la localidad de Cue (Asturias) dónde los «pericos» eran mujeres que se vestían de hombres para realizar los bailes.

El vídeo al que acompaña este comentario, nos fue amablemente cedido por Dn. José Bolado. Muchas gracias amigo.